Sistema SATE

El sistema SATE, (por sus siglas: Sistema de Aislamiento Térmico Exterior) es un sistema de aislamiento térmico de las paredes exteriores aplicable a la construcción y rehabilitación de fachadas, permitiendo un notable ahorro energético en el hogar y proporcionando una mejora estética en el edificio.

La aclimatación de un hogar, ya sea por calor mediante calefacción o por frío mediante el aire acondicionado, se convierte en alrededor del 70% del consumo energético de un hogar. Aplicar el sistema SATE en su fachada ayuda a que su hogar sea energéticamente más eficiente, ya que le permite ahorrar alrededor de un 50% del consumo en el aclimatado de su hogar gracias a sus características aislantes, reduciendo la fuga de calor en invierno y el calentamiento desde el exterior en verano.

La aplicación de este sistema consta de 5 pasos a emplear en la fachada exterior de la casa:

1 - Mortero adhesivo mineral, para recubrir las paredes que dan al exterior de la casa.

2 - Panel aislante, que se aplica sobre el mortero adhesivo. Existen de diferentes materiales: Lana de roca, corcho, poliestireno expandido, fibra de madera ...

3 - Mortero de armadura, aplicado sobre los paneles, recubriéndolo en su totalidad.

4 - Malla de fibra de vidrio, que aporta resistencia y protección a la fachada contra las grietas y los impactos.

5 - Acabado exterior para dar un toque estético y personalizado a la aplicación. Existen cientos de combinaciones para dar un acabado diferente a su hogar.

La fachada que protege su hogar.

El sistema SATE no sólo le aporta aislamiento térmico en su hogar, también le aporta un extra de protección frente a diferentes amenazas en el desgaste de la misma.

Condensación y humedad: Con los cambios bruscos de temperatura, las paredes interiores y exteriores de la vivienda están expuestas a la condensación de la humedad, debido a la diferencia térmica entre las dos partes. Además, si tenemos un alto nivel de humedad dentro de la casa, la condensación que aparece puede acabar provocando manchas de humedad en los tabiques.
El sistema SATE le aporta una mejora en la protección frente a las humedades y la condensación en el interior de su hogar gracias a sus características aislantes térmicas y su transpirabilidad. Además, los aislantes utilizados en los sistemas SATE son hidrófugos, lo que permite repeler en un elevado grado el agua proveniente del exterior.

Protección acústica: Los aislantes utilizados en los sistemas SATE aportan también una protección adicional contra los ruidos provenientes del exterior del hogar. Esto sucede debido a que los aislantes tienen una estructura multidireccional y elástica que disipa las ondas sonoras.

Protección ante el fuego: Algunos de los aislantes disponibles para el sistema SATE, como la lana de roca, son incombustibles. Por tanto, la aplicación de estos materiales le ofrecen una protección pasiva frente a los incendios en edificio, ya que en algunos casos pueden preservarse intactas incluso en temperaturas superiores a los 1000º C.

Estos son todas las ventajas que el sistema SATE proporciona a su hogar:

- Aislamiento térmico del exterior, eliminando los puentes térmicos.
- Eliminación de las filtraciones desde el exterior.
- Eliminación de la condensación por diferencia térmica
- Mejora del aislamiento acústico.
- Mejora del rendimiento energético evitando la fuga de calor o el calentamiento del aire acondicionado.
- Aumenta la protección sobre el desgaste de la fachada que provocan los insectos.
- Aporta una protección adicional contra el fuego.
- Fácil mantenimiento.
- Amplias posibilidades en acabados finales, pudiendo escoger entre una gran gama de colores, texturas y acabados.